Los Ángeles, Lunes 11 de Diciembre de 2017
Plagas forestales: el constante peligro que afecta a las plantaciones
FORESTAL
Fecha: 29-06-2016

Plagas forestales: el constante peligro que afecta a las plantaciones

Publicado por AGROFORESTAL , LaTribuna

Para su detención se utilizan cada vez más los controladores biológicos que reemplazan los nocivos pesticidas químicos.

Una de las amenazas más frecuentes y catastróficas que pone en peligro a las plantaciones forestales son las plagas, las que pueden llegar a transformarse en masivas epidemias capaces de matar miles de hectáreas de ejemplares, ocasionando un daño invaluable a sus propietarios y fuertes repercusiones en los mercados.

El control y rápida erradicación de las plagas es un tema que tiene preocupados y en permanente alerta a quienes trabajan en el sector forestal, empresas y propietarios que invierten considerables sumas en investigarlas y en desarrollar armas para combatirlas.

Detectar oportunamente el ingreso de plagas cuarentenarias al territorio nacional es el objetivo principal del trabajo de vigilancia y control fitosanitario forestal realizado por el Servicio Agrícola y Ganadero –SAG-. Buscando aplicar a tiempo las medidas de control frente a plagas forestales, evitando su propagación o minimizando sus efectos negativos.

Además permite mantener información actualizada de la situación fitosanitaria de los recursos forestales del país y de los productos que de ellos se obtienen.

En esta línea el director regional del SAG de Bío Bío, Jaime Peña Cabezón, explicó que a ellos como servicio les corresponde ver las plagas cuarentenarias y cuarentenarias presentes. La primera se refiere a aquellas que no existen en Chile, mientras que la segunda son las que están presentes en el país, pero se encuentran bajo control oficial del servicio.

“Lo que nosotros disponemos que se haga, se tiene que hacer por ley y dentro de esas plagas la más importante que tenemos bajo control oficial es el Sirex noctilio (la avispa taladradora de la madera), que es una plaga que afecta a los pinos y que entró desde Argentina el año 2008, y desde ese tiempo que está bajo control oficial, por lo tanto, se toman muchas medidas que el SAG dispone”, enfatizó.

El director regional del SAG, agregó que el Sirex es la que se encuentra más distribuida en la zona, “hay que pensar que en la región esta es la zona forestal más grande de Chile”, por lo que el servicio, en conjunto con la empresa privada realizan varias acciones para mitigar el efecto de esta plaga, la que –actualmente- se encuentra bajo control oficial.

Cabe recordar que la avispa taladradora de la madera del pino es una plaga de origen europeo, que se detectó por primera vez en Chile el año 2001. Se caracteriza por atacar, inicialmente, sólo pinos debilitados, enfermos o muertos, pudiendo llegar a afectar los árboles vigorosos. En la Región del Biobío se detectó en septiembre de 2009, en el sector de Loncopangue, comuna de Quilaco.

En la región existen 611 mil 564 hectáreas de Pinus radiata, de las cuales 415 mil hectáreas (68% de la superficie) se encuentra bajo control oficial de Sirex noctilio, zona en la cual se encuentra regulado el movimiento de maderas hacia áreas libre de la plaga y en la cual se concentran los esfuerzos para el control biológico, con el objeto de evitar que la plaga genere daños importantes en las plantaciones de pino.

En el área libre de la plaga, cerca de 200 mil hectáreas, el SAG ejecuta actividades de vigilancia, para impedir el traslado de maderas infestadas con la plaga hacia esta zona, así como también acciones para detectar en forma oportuna la plaga y así aplicar las medidas fitosanitarias definidas.

 

Controlador Biológico 

El principal mecanismo que el SAG aplica para mitigar y controlar estas plagas, es el uso de un controlador biológico, (que reemplaza los nocivos pesticidas químicos), es un ser vivo, ya sea insecto, hongo, virus, principalmente el nemátodo, que son específicos para intervenir este daño, o sea para que ellos vivan necesitan de la presencia de esta plaga como el caso de la avispa taladradora y ellos se alimentan principalmente de los huevos de sirex. Y por lo tanto, por eso es que bajan las poblaciones. 

“Esos son controladores biológicos, pueden ser específicos, nosotros traemos estos controladores biológicos, el SAG los sale a buscar a otras partes del mundo y prueba cuáles son las áreas donde son controladores y hacen el mismo trabajo que acá”, subrayó Jaime Peña.

Añadió que “el SAG los sale a buscar, porque son efectivos, amigables con el medio ambiente y no se necesitan productos químicos para controlar, Aunque sí son de lento establecimiento, pero una vez que se establecen ya lo tenemos para toda la vida conviviendo con el Sirex o de las otras plagas que hay. Hay controladores biológicos para muchas plagas”.

 

Nemátodo Deladenus

Con la finalidad de mantener y/o disminuir las poblaciones de la avispa taladradora de la madera del pino, Sirex noctilio, y evitar su dispersión, funcionarios del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Bío Bío están realizando la inoculación de 2.095 árboles de pino con el nematodo Deladenus siricidicola, controlador biológico de la plaga, actividad que se extenderá hasta la segunda quincena de julio, dependiendo de las condiciones climáticas.

En este sentido el director regional del SAG de Bío Bío, Jaime Peña Cabezón, explicó que el nematodo Deladenus siricidicola es un pequeño organismo que se multiplica en un laboratorio, con el que se inoculan (infectan) algunos árboles -los cuales son seleccionados con anterioridad y debilitados artificialmente el año anterior- con el fin de atraer la ovipostura en zonas conocidas y de esta forma aplicar el nematodo, facilitando que parasite las larvas de Sirex noctilio.

También destacó que el SAG está trabajando en conjunto con el sector público y privado, esfuerzos que  han permitido una evaluación positiva de los niveles de parasitismo de los controladores biológicos. “El año pasado alcanzamos un parasitismo del 60% en la Región del Bío Bío, un 22% más que el año 2013, lo cual es un buen resultado y nos motiva a seguir trabajando en esta línea”, dijo el directivo.

 

Vigilantes Todo el Año

Dentro de las acciones del servicio es la vigilancia.   “Nosotros estamos vigilantes, todo lo que sea vegetal y animal, para vigilar las enfermedades que están, su distribución y si hay detecciones nuevas de enfermedades o plagas o insectos que no tenemos y cuáles son las acciones que va a tomar el servicio. Fuera de eso están los controles fronterizos, todo lo que entra a Chile tiene que ser revisado o autorizado por nosotros”, sostuvo Peña Cabezón.

A su vez, destacó que en la parte forestal es muy importante para ellos la revisión de embalaje, donde llegan muchas cosas importadas, como cerámicas, maquinarias para grandes proyectos de centrales hidroeléctricas, o para cualquier otra cosa que viene muchos embalajes de madera, se revisa por el SAG, ya que es una manera de traer insectos.

Finalmente, el director regional del SAG, destacó que “partiendo que nuestra misión es la protección el patrimonio fitosanitario, de la parte silvícola, agrícola y pecuaria, más recursos naturales es cuidar que no entren plagas o enfermedades que no tenemos y que puedan causar daño económico en nuestros productos. O sea nuestra agricultura. Esa es nuestra misión y para eso tenemos todo este tipo de cosas, controles fronterizos, embalajes, en la parte veterinaria se están realizando constantemente los ganados de todo tipo, de cerdo, vacuno, ave y fuera de eso todo lo que sale de Chile con el visto bueno del servicio para el mercado de destino”, concluyó.

Visto 82 veces
Edición impresa
ediciones anteriores
Facebook